Archivo mensual: febrero 2008

¿Crispa el PP o el PSOE?

Se acabó el cuento de “la crispación”. Ya ha quedado claro donde se genera y se maneja. Ellos mismos lo reconocen.

Anuncios

Jaque mate a la inmersión lingüística obligatoria en Cataluña

esperanza-aguirre.jpg

Los pocos seguidores de este modestísimo blog habrán visto, de un año para acá, que con antelación se han ido planteando aquí algunos temas interesantes que curiosamente luego han sido actualidad. El PP lleva ahora mi propuesta (yo la hice antes que el PP, es más, les hice llegar la propuesta) de crear una red alternativa de escuelas en Cataluña en la que se respeten los derechos de elección de lengua vehicular de los niños catalanes. También pasó con el tema del canon, por cierto.

Pero lo que no esperaba nadie es que la señora Aguirre diera el golpe de mano tan magistral que dio ayer en Lérida. Crear escuelas en Madrid en las que, si hay demanda, se imparta la enseñanza en catalán. Golpe de mano magistral que deja a los nacionalistas catalanes con el culo auténticamente al aire y sublime tiro de gracia a la inmersión lingüística obligatoria.

Esperanza Aguirre, con gran inteligencia, obliga al nacionalismo catalán a abandonar la represión del castellano por la fuerza. Porque todo el tiempo que tarden en abandonar el genocidio cultural se volverá contra ellos y contra sus ideas.

Usando a la turba progre

censuracomentarios.png

Permitir los comentarios en los medios digitales es una opción. No creo que se tengan más ni menos convicciones democráticas por admitir comentarios a una noticia o a un artículo de opinión o no admitirlos. Mientras las reglas estén claras, no hay ningún problema.

El problema viene cuando se usa torticeramente al lector y sus participaciones para decir en una información lo que no se atreve uno a decir a las claras. Esto en principio siempre puede estar presente, pero resulta especialmente evidente cuando el medio de comunicación selecciona qué informaciones admiten comentarios y qué informaciones no.

Es particularmente lamentable el ejemplo de elpais.com. En la imagen se puede ver como las propuestas del PSOE en positivo admiten comentarios, mientras que las del PP no. Sistemáticamente todos los días, las noticias negativas del PSOE no suelen admitir comentarios y las del PP sí. El criterio para decidir esto no resulta transparente al lector, que siempre se lleva la lectura torticera de que “lo que piensa la gente” es que está a favor del PSOE y en contra del PP.

En este caso, se trata de evitar que haya lectores de elpais.com que puedan pensar que hay algo positivo en alguna propuesta del PP, evitando así el refuerzo del enemigo. De este modo, mediante la censura, el diario recarga su posición política de una autoridad que en realidad no le corresponde. Una cosa es tener una línea política determinada y otra muy distinta es hablar con una autoridad que no se tiene. Pero en esa redacción siempre han estado hinchados de ese tipo de autoridades. Y luego van dando lecciones de deontología profesional.